Recomendaciones con las que puedes contar

La vida moderna nos obliga a estar todo el día tomando decisiones. Algunas irrelevantes y otras que suponen quebraderos de cabeza, estrujarte la patata, o reflexionar profundamente durante largo tiempo. Qué ropa me pongo hoy, qué compro en el super, es mejor ir en tren o en avión, con quién contrato Internet, qué empresas de gas tengo a mi disposición, qué peli puedo ver esta noche…

Esto acaba resultando en una “choice fatigue (vía Jero). Esa sensación de cansancio que te genera el tomar decisiones y que puede aumentar dependiendo del contexto: lo que a primera hora del día no supondría ningún problema puede que después de un día en la oficina acabe incordiando más de lo recomendable.

Para luchar contra este cansancio de la decisión y para asegurarnos de que estamos tomando la decisión acertada buscamos ayuda: buscamos en Internet, recurrimos a revistas, llamamos a los amigos que controlan del tema (es especialmente flagrante el caso del amigo informático)…

En Internet tenemos muchísima información sobre los más variados temas pero semejante avalancha de datos desestructurados supone un problema más que una solución. Si estaba tratando de reducir mi incertidumbre y me encuentro con cientos de opciones  sobre las que tengo que volver a decidir no estoy avanzando demasiado.

Incluso cuando hemos seleccionado determinada información, ¿podemos fiarnos de lo que hemos encontrado? ¿Cómo podemos saber que esa opinión sobre determinado gadget nos resultará válida? ¿O que estaremos de acuerdo con esa otra opinión sobre cierta película?

Las opiniones y los consejos son fundamentales para ayudarnos a reducir nuestra choice fatigue, pero si no tenemos puntos de referencia válidos para poder interpretar esas opiniones no nos serán de mucha utilidad.

El objetivo de Partigi es que puedas acceder a la opinión de tus amigos de una forma sencilla para ayudarte a elegir y que tengas menos quebraderos de cabeza; que tengas al fin y al cabo recomendaciones con las que puedas contar. Empezaremos por películas, así que eso de “Qué peli puedo ver hoy” ya lo tienes resuelto 🙂

La portabilidad de los datos en Internet

Los sitios sociales (webs donde tienes un perfil, pones algo de información sobre tí, haces amigos o sigues a otros usuarios cuyo contenido te interesa) van proliferando cada vez más porque son entornos donde ocurren cosas interesantes y valiosas: descubrimos cosas que nos molan, conocemos a gente o retomamos lazos con personas a las que habíamos dejado de ver de forma habitual hace tiempo… Está claro que la tendencia es imparable.

Además de sitios generalistas como Facebook, donde el contenido que compartimos no suele tener una temática concreta, cada vez más usamos sitios de nicho, donde vamos a resolver problemas concretos y donde la información compartida por otros usuarios nos ayuda mucho.

Si queremos pasar un fin de semana tranquilo podemos ir a TopRural y buscar un sitio apartado, fiándonos de lo que dicen otros usuarios sobre un sitio que a priori nos parece interesante. Si queremos ir a un concierto podemos entrar en Nvivo y mirar quien toca hoy, e incluso quienes de nuestros amigos se han apuntado a qué conciertos. Si nos hemos quedado sin ideas a la hora de salir a cenar, en 11870 podemos ver cuales son los últimos sitios que les han gustado a nuestros amigos. En Flickr podemos ver fotos de lo bien que se lo han pasado nuestros contactos el fin de semana.

Si quiero sacarle partido a estos 4 sites tendría que repetir varias veces las mismas operaciones: registrarme, añadir mis datos, mi imagen de usuario, y buscar o ir cruzándome con mis amigos. Dado que muchas veces el valor de estas redes es directamente proporcional al número de contactos que tengas, si te ha costado cierto trabajo hacer cualquiera de estas cosas, estarás desaprovechando sus posibilidades.

En el mundo del desarrollo web hay una tendencia para que la información que ya has introducido en un site puedas trasladarla de forma sencilla y rápida a otros sites donde quieras compartir la misma información. Sería el caso de mi imagen de usuario, algunos de mis datos personales y mis relaciones personales (¿por qué tener que añadir a mano a todos mis amigos, si siempre son los mismos? y ¿por qué tener que ir añadiendo en todos los sites a mis nuevos amigos?). Es lo que se conoce como Social Network Portability, materializado a nivel técnico en proyectos como Portable Contacts o el DiSo Project.

Uno de los pilares de Partigi es tener acceso a lo que han consumido o interesa a tus amigos o personas cuyo criterio valoras (es decir, que a priori no tienen por qué ser tus amigos). Tratamos de facilitar un proceso que ocurre en el mundo offline desde siempre: nos fiamos de nuestros amigos porque les conocemos, sabemos valorar su opinión, son accesibles, y sabemos a quien tenemos que recurrir para cada cosa.

Pero no queremos que la gente se enfrente al tedio de ir añadiendo uno a uno de nuevo a sus amigos o usuarios afines. Desde ya estamos utilizando diferentes técnicas para importar de una forma transparente información que ya has guardado en muchos otros sitios, y que no queremos obligarte a introducir de nuevo. Nuestra intención es que con un par de clicks ya estés siguiendo a todo aquel que te interese.

Al mismo tiempo ya tenemos una API para que toda la información que guardas sobre los productos que te interesan sea accesible por todo aquel que lo desee, y esa información pueda ser reutilizada en otros sites. Queremos que tu información (siempre con tu permiso) pueda ser reutilizada y transportada a todos aquellos sitios que consideres oportuno, sin que se quede atratapa dentro de nuestro site.

Pensamos que el futuro de los servicios en Internet va por aquí: permitiendo y posibilitando que la información sea utilizada en diferentes contextos de forma inmediata, y en Partigi lo estamos teniendo en cuenta desde el minuto cero.

El valor de la amistad

En los últimos años se han desarrollado un montón de sites que permiten que cualquier persona (tu, yo, el vecino del quinto con el que te cruzas en el ascensor) pueda añadir sus opiniones, decir lo que piensa, aportar lo que sabe. Es fantástico: ya sea a la hora de comentar sobre el último acontecimiento político, sobre cómo cultivar tomates en tu terraza, sobre la mejor cámara que me puedo comprar… en algún rincón del planeta habrá alguien que tenga algo genial que aportar.

El hecho de que todos podamos comentar y aportar provoca irremediablemente una abundancia que no es fácil de manejar. No tenemos tiempo material para leer todas las opiniones sobre un tema. Necesitamos filtros que nos ayuden a quedarnos con la cantidad que podemos asimilar.Y ya que nos ponemos a seleccionar, lo suyo sería quedarse con aquello que nos sea más valioso.

Un factor clave a la hora de realizar esta selección es la interpretación que somos capaces de hacer de un comentario. Cuando leemos una noticia en un periódico o una columna de opinión tenemos una serie de puntos de referencia que nos ayudan a interpretar lo que leemos: la tendencia política del periódico, la trayectoría del columnista (le llevamos leyendo años, sabemos de sus filias y fobias…).

Pero leer comentarios que opinan sobre un tema concreto de una persona de la que no sabemos nada no es muy útil. Si alguien reseña un hotel y dice “Un hotel modesto, un poco viejo pero está bien para pasar unos días”, y otra persona dice “Demasiado modesto en mi opinión, muy viejo, y demasiado sucio para ese precio”, ¿de quién me fío? ¿La primera opinión es demasiado optimista o el segundo muy cascarrabias?

Podría dar contexto a estas opiniones revisando el resto de opiniones de ambos usuarios, para tener puntos de referencia con los que poder valorar estas opiniones concretas. Pero esto supondría una cantidad de tiempo que no tenemos.

Por todo esto, el tener un acceso sencillo y directo a las opiniones de nuestros amigos es clave para sacar partido al valor de las recomendaciones que podamos obtener a partir de sus opiniones: sabemos de qué pie cojea cada uno y podemos interpretar lo que dicen de forma inmediata, más allá del valor literal de sus palabras.

Este será uno de los pilares que sustenten Partigi.

En esta época de sobreabundancia de comentarios de usuarios por todas partes, el valor de la amistad cobra más importancia que nunca.