El valor de la amistad

En los últimos años se han desarrollado un montón de sites que permiten que cualquier persona (tu, yo, el vecino del quinto con el que te cruzas en el ascensor) pueda añadir sus opiniones, decir lo que piensa, aportar lo que sabe. Es fantástico: ya sea a la hora de comentar sobre el último acontecimiento político, sobre cómo cultivar tomates en tu terraza, sobre la mejor cámara que me puedo comprar… en algún rincón del planeta habrá alguien que tenga algo genial que aportar.

El hecho de que todos podamos comentar y aportar provoca irremediablemente una abundancia que no es fácil de manejar. No tenemos tiempo material para leer todas las opiniones sobre un tema. Necesitamos filtros que nos ayuden a quedarnos con la cantidad que podemos asimilar.Y ya que nos ponemos a seleccionar, lo suyo sería quedarse con aquello que nos sea más valioso.

Un factor clave a la hora de realizar esta selección es la interpretación que somos capaces de hacer de un comentario. Cuando leemos una noticia en un periódico o una columna de opinión tenemos una serie de puntos de referencia que nos ayudan a interpretar lo que leemos: la tendencia política del periódico, la trayectoría del columnista (le llevamos leyendo años, sabemos de sus filias y fobias…).

Pero leer comentarios que opinan sobre un tema concreto de una persona de la que no sabemos nada no es muy útil. Si alguien reseña un hotel y dice “Un hotel modesto, un poco viejo pero está bien para pasar unos días”, y otra persona dice “Demasiado modesto en mi opinión, muy viejo, y demasiado sucio para ese precio”, ¿de quién me fío? ¿La primera opinión es demasiado optimista o el segundo muy cascarrabias?

Podría dar contexto a estas opiniones revisando el resto de opiniones de ambos usuarios, para tener puntos de referencia con los que poder valorar estas opiniones concretas. Pero esto supondría una cantidad de tiempo que no tenemos.

Por todo esto, el tener un acceso sencillo y directo a las opiniones de nuestros amigos es clave para sacar partido al valor de las recomendaciones que podamos obtener a partir de sus opiniones: sabemos de qué pie cojea cada uno y podemos interpretar lo que dicen de forma inmediata, más allá del valor literal de sus palabras.

Este será uno de los pilares que sustenten Partigi.

En esta época de sobreabundancia de comentarios de usuarios por todas partes, el valor de la amistad cobra más importancia que nunca.